5 tips para organizar la recámara de tu bebé

Posted by on / 0 Comments

Estoy segura que durante la dulce espera de tu bebé planeaste, o planeas, si es que estás ahora mismo embarazada, con mucho entusiasmo el espacio que será su recámara. Pones tanto esmero en que este lugar sea especial que cuidas cada detalle para hacerlo confortable, seguro y agradable para tu peque. No importa si es una habitación completa o un anexo de tu propio espacio. Otorgarle individualidad a tu hijo comienza desde este primer momento.

 

No me dejarán mentir, mamás modernas, cuando decoramos este espacio nos llenamos de ilusión por todo lo que representa el cuarto del bebé, pero también, se convierte en un gran reto. Quizás es cuando pequeños el momento en que más baby stuff se necesita para la crianza y el crecimiento de los bebés. Dicen por ahí: hay que tener de todo, mucho y a la mano, y ser doblemente organizados para saber dónde está cada cosa en la habitación. Con la llegada del bebé a casa las cosas se complican, y el orden en que mantuviste su espacio por tanto tiempo ahora parece más difícil de conservar. Por ello hoy quiero dedicar esta entrada a contarles 5 tips para organizar el cuarto del bebé. A mí me fueron de mucha ayuda y espero que lo sean para ustedes también. Me encantan porque son sencillos de poner en práctica y en todos los casos no hay más que optimizar recursos, así que olvídense de gastar en aditamentos especiales.

 

Aquí voy:

 

  1. Agrupa artículos similares

 

Guarda en el mismo sitio los artículos que utilizas constantemente para el aseo y el cuidado de tu peque, como el termómetro, la pera, el cepillo para el cabello, el saca flemas eléctrico, los pañuelos, las toallitas, etc. Haz lo mismo con las cremas, la loción, los aceites, bálsamos o envases pequeños. El objetivo es que te sea más fácil agruparlos y encontrarlos en un mismo lugar sin que tengas que buscarlos entre el baño y la recámara. Puedes utilizar cajoneras u organizadores con los que seguro ya cuentas y son posibles de reutilizar.

 

Tip. Aplica el mismo principio con la ropa: mantén juntos los mamelucos, baberos y pantalones cómodos a tu alcance y deja sus mejores atuendos, como vestidos, conjuntos, etc, colgados en el armario.

 

  1. Utiliza todos los organizadores y contenedores que puedas

 

Es común que guardes por ahí pequeñas tinas de plástico u organizadores que empleaste antes, pues es momento de utilizarlos con las cosas de tu peque. Son muy útiles para mantener el orden dentro de los cajones; a mí me funcionaron de maravilla antiguos organizadores de cosméticos, aunque puedes adquirir algunos de tela que son muy económicos y fáciles de conseguir. Guarda en ellos calcetines, artículos para el cabello, baberos del diario, etc.

 

Otro tip, muy bueno sobre todo durante los viajes y las salidas, es reutilizar los empaques de las toallitas húmedas para guardar medicamentos u objetos pequeños que pueden perderse con facilidad.

 

Haz lo mismo con los juguetes: destina una canasta para guardar los favoritos de tu peque, ponla a su alcance y enséñalo a que, a la hora de terminar de jugar, los guarde de nuevo en la canasta. Te evitarás tenerlos regados por todos lados.

 

  1. Empaca, vende o dona lo que tu bebé ya no ocupa

Conservar ropa y juguetes que tu peque deja conforme crece solamente ocupa espacio y reduce las posibilidades de mantener el orden. Destina una caja o bote en algún sitio de tu casa para almacenar gradualmente la ropa y los objetos que tu bebé ya no utiliza. Mi recomendación es que antes de vender, dones; siempre habrá alguien que le pueda dar un segundo uso a las cosas y para quienes les sea de gran ayuda. Recuerda que todo lo que dones debe estar en buenas condiciones.

 

  1. Mantén a la vista sólo lo que tu bebé utilice

 

Es común que durante el embarazo recibas o compres ropa y zapatos de tallas más grandes; tu bebé crecerá y eventualmente los ocupará, mientras tanto, guárdalos y conserva en el armario sólo lo que utilice en su etapa actual. Así evitarás tener todo en un sólo lugar y ahorrarás tiempo en buscar lo que realmente necesita. Un tip es separar en el armario la ropa más grande con ayuda de organizadores de talla que tú misma puedes hacer, así sabrás qué prendas son para cada periodo de tu peque sin que tengas que revisar la etiqueta cada vez.

 

  1. Mantén fuera de la vista todas las reservas

 

¿Recuerdas que al inicio mencioné el dicho de: hay que tener de todo y mucho? Pues tiene que ver con este tip. La mayoría de las personas con un bebé en casa nos prevenimos con las compras y llevamos siempre más de un paquete de toallitas, pañales, jabones, etc. Pero tu bebé no utiliza todo al mismo tiempo, así que conserva estos ‘extras’ en cajoneras o cajas y guárdalos en el armario hasta que sean necesarios. Con esto tendrás más espacio disponible y evitarás abrir nuevos paquetes sin que hayas terminado los anteriores, créeme, sí pasa.

 

¡Listo! Espero que estos consejos les sirvan para evitar el caos en una habitación 😂 Todo se trata de organización y un poquito de paciencia para que les sea más fácil el día a día junto a su peque ¿Qué otros tips conocen y ponen en práctica?

 

Gracias por leerme,

Mariana.

 

REFERENCIAS.

 

  1. https://ladyandlaurakate.com/5-tips-organizing-babys-room/