5 tips para que tu bebé esté limpio durante el invierno

Posted by on / 0 Comments

Últimamente muchas mamis me han preguntado cómo es que deben cuidar la higiene de su bebé en esta época invernal, sobre todo para prevenir enfermedades o molestias relacionadas con el clima. Las entiendo perfecto. Si en climas más cálidos debemos tener cuidado de que l@s pequeñ@s no se enfríen, durante esta temporada hay que doblar esfuerzos para evitar que contraigan resfriados típicos de estos meses.

Por eso decidí dedicar la entrada de hoy a evaluar cinco consejos para el cuidado de la higiene de tu bebé durante el invierno: ¿Qué hacer y cómo hacerlo? Lean conmigo:

  1. Un bebé no necesita bañarse diario

Aunque parece obvio, entre algunas mamis existe la creencia del aseo diario en los bebés. No es que sea del todo descabellada esta idea, sobre todo conformen crecen nuestr@s peques, pero no es sinónimo de baño. Los pediatras (y las abuelas) recomiendan no bañarlos más de tres veces a la semana; el resto de los días puedes utilizar toallitas húmedas para limpiar a tu bebé en cada cambio de pañal. Son útiles también para limpiar su ropa, su cara, entre sus pliegues y en caso de accidentes ligeros al comer. Las esponjas, suavecitas, te ayudarán a limpiar su cara y sus manos los días que no le toque baño. Ten cuidado de poner una toallita en contacto directo con tu bebé luego de sacarla del empaque, podría estar fría y causarle alguna molestia.

2. ¡Hoy toca baño!

Bueno, una vez que has definido los días en los que sí se bañará tu bebé, debes tener en consideración el horario para hacerlo. Mi mamá siempre me ha dicho que la mejor hora es al medio día o una o dos horas posteriores, esto porque es cuando el Sol está en lo alto y evitará que tu nen@ se enfríe más de la cuenta.

Otra recomendación es hacerlo durante la noche para favorecer el sueño posterior al baño. Durante las sesiones de baño, toma en cuenta lo siguiente:

– Verifica que el agua esté a una temperatura óptima (37º C), aunque tu bebé te indicará cuál es mejor.

– Mantén puertas y ventanas cerradas mientras l@ bañas para evitar corrientes de aire frías y mantener el ambiente ideal durante y después del baño. 

  • Ten preparada su toalla y su ropa. Debes evitar en todo momento que el bebé se enfríe. Seca bien su cuerpo, entre sus pliegues y sus oídos, esto para evitar infecciones de algún tipo. Coloca primero sus calcetines y bodys para evitar que el frío entre por las plantas de los pies y la espalda.

3. Limpia su cabecita

Lo más apremiante en la higiene del bebé es su cabeza. Ya te di algunos tips para limpiar su cuerpo, pero el caso de la cabeza es particular. Dentro de su tina, donde debe estar cómod@ y segur@, lava su cabello con delicadeza. Mientras enjabonas su cuerpo, deja actuar el shampoo durante algunos minutos. Luego, enjuaga con agua tibia limpia, es decir, que no esté dentro de la bañera para evitar que agua con jabón entre a sus ojitos y fosas nasales. Evita que tu bebé pase mucho tiempo con la cabeza húmeda.

4. Frío luego del baño

Es en este momento en el que debemos poner mayor cuidado como mamis para evitar que nuestro bebé contraiga resfriados o enfermedades respiratorias. El baño no debe durar más de 10 o 15 minutos para evitar resecar su piel que aún es muy delicada.

Cuando el baño termine, lo mejor es que envuelvas a tu peque en una capa de baño para que esté calientit@. Mi sugerencia es que busques una de 100% algodón rizo suave para evitar irritaciones y controlar su temperatura.

5. Limpieza de oídos

Por último, podemos mantener aseado a nuestr@ peque con una limpieza de oídos. OJO: nunca pero nunca debes introducir un cotonete, hisopo o cualquier objeto en los oídos de tu bebé. La forma correcta para limpiar esta zona es con una gasa húmeda arrastrar hacia afuera la suciedad de la parte externa por delante y por detrás. Al final, debes secar muy bien el área para evitar humedad.

¡Listo! Con estos cinco consejos podrás cuidar mejor la limpieza de tu peque. Ya había escrito antes sobre que no es necesario que te conviertas en la ‘Reina de la Limpieza’; tu bebé te dará las pautas para que lo asees: se sentirá incómod@, acalorad@ y dormirá mejor luego de un baño calientito. Eso sí, procura siempre limpiar sus manitas y cara para que no esté incómod@.

El invierno pasará, mamás modernas. Preparémonos para recibir juntas a la primavera.

Gracias por leerme,

Mariana.

REFERENCIAS:

1. https://minutusshop.com/5-consejos-la-higiene-bebe/