#BabyHacks ¿Cómo cortar las uñas de tu bebé?

Posted by on / 0 Comments

Hola de nuevo, mamás modernas. Nombré a esta nota como #BabyHacks porque a partir de ahora dedicaré al mes una entrada en el blog relacionada precisamente con esto: tips, hacks o consejos breves, pero muy útiles, para el cuidado y la atención de nuestr@s peques. Como mamás, sobre todo primerizas, muchos nos dicen cómo debemos criar a l@s bebés desde lo general: qué darles de comer, cómo arroparl@s, cómo dormirl@s, etc; sin embargo, afuera hay un montón de información que pareciera irrelevante, o hasta obvia, pero que es necesaria conocer -y compartir- para hacer más sencilla nuestra labor de mamás en el día a día.

 

Ahora sí, en la entrada de hoy les comparto una lista de consejos para saber cómo recortar las uñas de nuestr@s bebés. Parece fácil, ¿no? Las invito a pensar si se habían detenido a meditar este tema: ¿saben cómo hacerlo y cuándo es el mejor momento para hacerlo? Por ello los #BabyHacks de cada mes les serán de mucha ayuda a la hora de enfrentarse con situaciones que parecen de lo más común pero que, en el caso de l@s bebés, hay que tener especial atención.

 

La creencia es que el mejor momento para recortar las uñas de l@s bebés es luego del primer mes. La realidad es que no hay tiempo exacto, todo dependerá de si estas le causan molestias, se quebrantan o aparecen los arañazos típicos de esta etapa. Las uñas de los recién nacidos son frágiles y quebradizas, al menos, hasta la tercera semana de vida, después serán más resistentes pero aún estarán muy adheridas a la piel, por lo que un recorte puede causarle alguna una lesión a l@s peques. La sugerencia es usar una lima especial para bebés, es de superficie suave y extremos redondos para pulir los bordes de las uñas y, si fuera el caso, evitar autorasguños por el crecimiento.

Bien, luego del crecimiento inminente, tendremos que utilizar tijeras para recortar las uñas, nunca cortauñas. Con las tijeras tendremos mejor control de nuestros movimientos y así evitaremos lesiones. Elijan tijeras de punta roma; nunca corten al ras de la piel, dejen la uña un poco por encima; no corten siguiendo la línea redonda del dedo, el corte debe ser siempre cuadrado para evitar las uñas encarnadas. No olviden que la piel de l@s bebés es doblemente frágil, por lo que hay que extremar cuidados. La recomendación es pulir levemente con la lima las esquinas de la uña para evitar que estén filosas luego del corte.

 

Elegir el mejor momento también es importante. L@s bebés son inquietos y se mueven, así que esta conducta más unas tijeras no suena a la combinación ideal. Para evitar accidentes, lleven a cabo este proceso luego del baño o, incluso, mientras el/la bebé duerme. Si está despiert@ y relajad@, también es oportuno, sólo sujétenl@ con firmeza y listo. Si se pone nervios@ o llora, es mejor dejarlo para otro rato.

 

Cada bebé es diferente, por lo que no tod@s necesitan que les corten las uñas con la misma frecuencia. Como regla, las uñas de las manos se cortan una vez a la semana, y las de los pies, una vez al mes puesto que estas crecen con mayor lentitud.

 

Para que no se les olvide:

 

  1. Corten en línea recta y con la lima eliminen los bordes afilados.
  2. Usen una lima especial para bebés y tijeras de punta redonda.
  3. Será más fácil si cortan las uñas luego del baño.
  4. Pueden aprovechar cuando el/la bebé duerma para evitar que se mueva.
  5. Nunca las corten con los dientes, pues podrían causarle infecciones.

 

Es todo en esta primera entrada de #BabyHacks, mamás modernas. Espero que la información les sea útil y les ayude con las cosas sencillas que tenemos que hacer para el cuidado de los peques sin que se sientan avergonzadas por no saber ‘cosas obvias’. Siempre podemos aprender algo nuevo, yo quiero ayudarles en ello.

 

Gracias por leerme,

Mariana.