¿Cómo enseñar a tu bebé a dormir solo?

Posted by on / 0 Comments

La hora de dormir es, sin duda, uno de los momentos más difíciles que tenemos que sortear con los bebés. Primero, porque quien deja de dormir somos nosotras; después, porque debemos encontrar la mejor rutina para ellos: establecer horarios, acostumbrarlos a dormir en medio de los ruidos de casa y enseñarlos a relacionar el descanso con los ciclos de día y noche. No es una tarea fácil, sobre todo para las mamás primerizas, porque luego de dominar el time to sleep, viene otro momento importante, la separación.

Has pasado, mínimo, seis meses a lado de tu bebé compartiendo el mismo espacio. Él sabe que estás ahí y eso le provee de seguridad y afecto con inmediatez. Pero no siempre será así, y debemos prepararlos para ese momento ¿Cómo? Poniendo en práctica todo tu cariño para ayudarlo a avanzar en su independencia. En una entrada previa les conté acerca del llanto de la separación. (aquí se las dejo: http://tipsmamamoderna.com/baby-dont-cry) Ocurre cuando tomamos distancia con nuestro peque a la hora de dormir y comenzamos el proceso de “estar separados” cada uno en su habitación. Por ello en esta entrada les comparto una serie de recomendaciones para enseñar a tu bebé a dormir solo. Recuerda que lo más importante siempre es hacerlo sentir a salvo y con la seguridad de que mami está cerca. Aquí voy.

No busques la rutina, créala junto a tu bebé

No existe ‘el mejor momento’ para separarte de tu bebé o el ‘tiempo exacto’ en que ‘debes de’ hacerlo. Saber cuándo es hora de que tu bebé duerma solo es un acuerdo establecido entre ustedes. Tú marcarás la pauta hasta que paulatinamente aprenda que tú estás sin estar.

Comienza dejándolo poco a poco a solas, durmiendo en la misma habitación pero en camas separadas y estableciendo tiempos para cada actividad: la hora de comer, la hora del baño, la hora de jugar hasta la hora de dormir. Si tienes una rutina clara con tu bebé será más fácil que relacione los distintos periodos del día con cada una de sus actividades, así sabrá que dormir solo no es más que una acción que forma parte de dicha rutina y no algo intempestivo que pueda hacerlo sentir vulnerable.

Separa los tiempos de la comida y el sueño

Es típico que las mamás aprovechemos cuando amamantamos a nuestro bebé para hacer que se duerma, aunque ya te digo que no es la mejor práctica. En realidad lo que estamos haciendo es condicionar una actividad con la otra, por lo que el resultado será que el niño sólo duerma mientras come. Recuerda que conforme tu bebé crezca será más difícil retirarle el pecho. No quiero decirte de manera rotunda que no lo hagas; ese momento de conexión entre ambos también es único, pero es vital que, como parte de su rutina (punto 1), establezcas el tiempo para comer y el momento de la siesta. Procura que exista un periodo razonable entre la última toma de comida y la hora de dormir para que tu peque tenga bien claro que una no depende de la otra, y por lo tanto, que no tienes que estar junto a él para que consiga dormir.

Déjalo dormir sin mecer

Otra práctica muy común que llevamos a cabo para adormecer a un bebé es mecerlo, arrullarlo o moverlo suavemente de un lado a otro hasta que termine por quedarse dormido. Bueno, pues ocurre lo mismo que en el punto anterior: condicionas la hora de dormir con este gesto y tu peque sólo y sólo dormirá hasta que lo arrulles.

La recomendación es sostenerlo manteniéndolo quieto hasta que se duerma. Esto simulará el mismo entorno que si estuviera solo y en su cuna. También le enseñará a, si se despierta en medio de la noche, acomodarse solo hasta sentirse cómodo y quedarse dormido nuevamente sin necesidad de que alguien lo meza.

Ponlo despierto en su cuna

Los expertos coinciden en que una buena práctica para que tu bebé duerma por su cuenta es dejarlo en su cuna aún despierto. Puede ser que esté todavía totalmente lúcido o cuando esté a punto de cerrar los ojos. En ambos casos tu peque será consciente de que está solo en su espacio, no en tus brazos, y asocia su lugar con la hora de dormir. Si se despierta repentinamente sabrá que no es necesario que papá o mamá estén junto a él para dormir de nuevo.

¡No te rindas!

Al principio puede ser difícil, y hasta realmente doloroso, separarte de tu bebé. Tendrás que lidiar con el llanto de separación y con tus propios temores causados por el hecho de ‘dejarlo solo’. Calma. No te agobies ni te sientas culpable porque llore, este momento de transición pasará lento, pero pronto, y verás que en menos de lo que crees tu peque dormirá solo y en completa tranquilidad.

A las mamis que están a punto de pasar por este proceso, ojalá estos cinco tips les sean de ayuda para sobrellevar esta etapa. Vayan poco a poco y siéntanse seguras de hacerlo porque no hay nada mejor que tu bebé crezca fuerte e independiente junto a ti, no por ti. A las mamás modernas que ya pasaron por esto, ¿cómo les fue?, ¿qué hicieron para que su bebé aprendiera a dormir solo? Cuéntenme. Me encanta leer sus comentarios. Gracias por hacer este espacio conmigo.

Mariana.

REFERENCIAS.

1. http://lifeasmama.com/6-ways-to-teach-your-baby-to-fall-asleep-alone/