¿Cómo sensibilizar a los niños?

Posted by on / 0 Comments

Esta vez quiero dedicar la entrada a un tema súper especial que creo que como padres a veces dejamos de lado por nuestro interés en formar niños de manual, ¡y no está mal! Los peques deben aprender en casa normas, buenos modales, valores y todo lo que implica ser un ser humano íntegro que aporte a la comunidad. Sin embargo, a veces perdemos el foco en que son sólo eso, niños que apenas comienzan a vivir y que parte de su crecimiento tiene que ver con su desarrollo humano. Hay algo que me gusta mucho repetir: nuestra mayor labor como padres es guiar a los peques a autodescubrirse y, sobre todo, a amarse. Si logramos esto, formaremos adultos amorosos, sensibles con el mundo y lo que los rodea, y por lo tanto, seres verdaderamente humanos.

 

Pero, ¿cómo logramos sensibilizar a los niños frente al mundo? Encontré una lista de 10 actividades que implican nada más que vivir ¡Sí! No hay que obligarlos a aprender lecciones o a tomar clases, son diez momentos que podemos llevar a cabo con ellos y que los hará experimentar con sus sentidos, a apreciar la belleza en las sutilezas de la vida, a retarse ellos mismos y a valorar la riqueza fuera de los objetos materiales.

 

Se las comparto y los invito a llevar a cabo cada actividad con sus peques. Una buena idea es escribirlas juntos en un pizarrón que esté visible para todos los miembros en casa y establecer un tiempo para realizar cada una hasta completar la lista; puede ser un fin de semana por actividad, una al mes o como prefieran, el punto es que se reúnan para pasar tiempo en familia mientras los peques juegan, se divierten y aprenden que la vida se aprecia mejor cuando disfrutas cada uno de sus pequeños instantes.

 

Gracias por leerme,

Mariana.

 

10 cosas que los niños deben hacer en su infancia

 

  1. Ensuciarse a conciencia: con barro, chocolate, pintura, etc.
  2. Comer alimentos que hayan recolectado en el campo o en una huerta.
  3. Construir una cabaña con sus propias manos para jugar.
  4. Experimentar con la naturaleza: mojarse con la lluvia, correr por el bosque, etc.
  5. Ver animales en libertad (delfines en el mar, patos en un lago, etc.)
  6. Aprender a andar en bicicleta, patines, monopatín, etc.
  7. Fabricar sus propios juguetes con materiales reciclados.
  8. Trepar un árbol, encender una fogata e ir de campamento.
  9. ¡Comer con las manos! Es divertido y reconfortante.
  10. Andar descalzo y disfrutar de la sensación de pisar la hierba fresca o las hojas húmedas.