¿El masaje para bebés es seguro? Baby Massage. Parte 2.

Posted by on / 0 Comments

En la primera entrada de esta entrega de ‘Baby Massage’ les conté el paso a paso para hacer un masaje a los bebés ¿Es técnica o caricias? ¿En qué les beneficia? ¿Cómo empiezo? Bueno, pues ahora les platico sobre lo seguro de esta práctica, porque eso sí, no se trata solamente de hacer presión sobre los peques. Hay mucho más detrás. Antes de continuar la nota, los invito a leer la primera parte aquí: (https://bit.ly/2Gm6hRG).

Ahora sí. Comencemos. El lado quizá ‘menos seguro’ de los masajes en bebés tiene que ver con la sensibilidad de su piel. Al ser tan delicada se vuelve extremadamente sensible, por lo que una sobreestimulación puede causarles alguna molestia o dolor leve. Fuera de esto, la práctica es totalmente segura si se siguen algunas recomendaciones básicas. Tomen nota:

  1. Eviten utilizar algún aceite, crema o bálsamo cerca de los ojos o la boca, y en general, de las mucosas. Puede ser que decidamos utilizar alguno de estos para facilitar el masaje, pero la recomendación es evitar el contacto con la cara para que no goteen y el bebé lo coma o chupe por accidente.

 

  1. Eviten masajear la cabeza. Como les dije antes, la cabeza es un área sensible de los bebés. Sigue en desarrollo y se le considera una zona inmadura, especialmente la parte superior que es aún blanda.

 

  1. Eviten los masajes rudos ¡Son bebés! Sé que estamos acostumbrados a deshacernos de los nudos en la espalda jijij, pero ellos no necesitan tanta intensidad. Los masajes profundos en esta etapa no son necesarios; al contrario, si abusamos de la fuerza podemos lastimarlos.

 

  1. Ellos prefieren los masajes cortos. A diferencia de los adultos que rogamos por minutos más de masaje, los bebés sólo necesitan de 5 a 10 min de esta práctica para sentirse relajados y apapachados. Más de ese tiempo comienza a incomodarlos y es posible que recurran al llanto para que paremos.

 

  1. Leamos las señales. Es importante que aprendamos a leer a los bebés. Si comienzan a llorar, a retorcerse o a hacer berrinche, es momento de detener el masaje sin importar que el tiempo no se haya cumplido. También en este punto vale la pena cerciorarse si lo que les causa alguna molestia no es el aceite o crema que utilizamos en el proceso. Les platicaré más al respecto en la siguiente entrada.

 

  1. ¡Cuidado al sostenerlo! Luego de una sesión de masaje, el bebé puede estar resbaladizo. Asegúrense de sostenerlo adecuadamente para que no caiga. Es uno de los puntos más importantes.

 

Como pueden leer, siguiendo estos 6 tips de seguridad reducimos cualquier tipo de riesgo al que podemos enfrentarnos si decidimos ser mamis modernas masajistas. La verdad, lo más importante es ‘keep it simple’. El masaje no tiene que ser completado específicamente o si no no funciona; al final, lo más importante es hacerlo seguro y divertido para los peques, pero sobre todo, ver este espacio como la oportunidad de conectar con ellos fuera de la rutina.

 

¿Qué piensan? ¿Ya lo intentaron? ¿Les gusta la idea?

 

Gracias por leerme,

Mariana.

 

REFERENCIAS.

 

  1. https://www.mamanatural.com/baby-massage/