¡Íñigo no deja de moverse! ¿Qué pasa con los movimientos del bebé en el vientre de su madre?

Posted by on / 0 Comments

A punto de la llegada de Íñigo, puedo decir que lo siento más que nunca. Este niño ya quiere salir y me lo hace saber todo el tiempo cuando se mueve dentro de mí con tanta energía. Más allá de todo lo que te puedan contar, sentir a tu bebé vivo dentro de ti es una de las mejores sensaciones del mundo. Estoy segura. Los movimientos de un bebé dentro de su madre ocurren normalmente alrededor de la séptima/octava semana, pero es posible notarlos mayormente entre las semanas 16 y 22 del embarazo.

 

Después de Lil y Joaquín, puedo decir que ya soy una experta catadora de movimientos de bebés. Luego del hijo número uno nos es más fácil distinguirlos del resto de cambios que ocurren en esta zona de nuestro cuerpo en comparación con las mamás primerizas que experimentan esta hermosa sensación de “aleteo” de mariposa, hormigueo o de un pez nadando de un lado a otro con la llegada de su primer retoño.

 

La primera vez que tu bebé se mueve dentro de ti aún existe la confusión sobre si es tu estómago, los intestinos o los típicos gases de la etapa, pero a medida que los movimientos se incrementen comenzarás a notar la diferencia. Que un bebé se mueva es señal de que todo marcha bien; al principio del embarazo es completamente normal pasar desapercibidas las sacudidas del bebé. Será a partir del segundo trimestre cuando sea más evidente su crecimiento y comience a hacerse notar hasta la recta final del embarazo, el momento en que quizá los movimientos sean mayores y más intensos debido a que el bebé se siente con menos espacio.

 

No hay ‘ritmo’ en los movimientos de un bebé. No caigas en angustia o desesperación porque tu bebé no se mueva mucho. Cada peque es distinto y poco a poco comenzarás a conocerlo y reconocer cuándo se mueve más que otros días y en qué momento del día. Eso sí, es importante estar atentas a la dinámica de nuestro bebé. Si se mueve con frecuencia y luego deja de hacerlo intempestivamente es hora de acudir al médico. Algunos recomiendan llevar una especia de bitácora de movimientos del bebé al inicio del tercer trimestre para tener más seguridad en este aspecto.

 

¿Cómo hacerla?

 

  1. Elige una misma hora del día para esta actividad. Puede ser en la que notes mayor movimiento de tu bebé.
  2. Acomódate de tal modo que estés tranquila y relajada para mantener todos tus sentidos puestos en esta actividad.
  3. Anota el tiempo que tardas en sentir 10 movimientos (pataditas, vueltas, sacudidas) y lleva registro de estos. Lo normal es considerar 10 movimientos en dos horas. Si pasa más tiempo de estas sin que ningún movimiento se registre, llama o acude al médico.

 

OJO. Nada de esto es regla, pero nos puede apoyar a marcar la pauta para estar al tanto del bienestar de nuestro bebé.

 

¿Es posible estimular los movimientos del bebé? ¡Sí! Cambiar de posición, comer, hablarle, presionar suavemente el abdomen o usar una luz para iluminar tu vientre son opciones naturales para conseguir que tu peque se mueva dentro de ti. La verdad es que eventualmente sucederá y aprenderás a ‘escucharlo’ como una experta.

 

Qué maravilla sentir la vida dentro de ti, qué maravilla ser el hogar de una persona.

 

Gracias por leerme,

Mariana.

 

REFERENCIAS.

 

  1. https://espanol.babycenter.com/b25023224/embarazo-5-datos-sobre-el-movimiento-del-beb%C3%A9