La leche materna: un regalo natural para cuidar de nuestro cuerpo

Posted by on / 0 Comments

Bienvenidas a una nueva entrada de ‘Tips mamá moderna’. Esta semana elegí un tema que me parece de lo más interesante, y sé que lo será para ustedes, sobre todo para quienes están amamantando. ¿Saben cuántos usos tiene la leche materna? Sí, la leche que producimos no sólo sirve para alimentar a los bebés, también tiene grandes beneficios para nosotras durante el periodo de recuperación y adaptación a esta nueva etapa de ser mamás. Desde el calostro, también llamado ‘oro líquido’, hasta la leche de transición y la leche madura, la leche materna es un alimento vivo compuesto de glóbulos blancos, citoblastos, más de mil proteínas, aminoácidos y prebióticos, más de 40 enzimas, vitaminas y minerales, anticuerpos y más que la convierten en una mezcla poderosa capaz de formar el sistema inmune de un ser humano; alimentarlo y desarrollarlo durante los primeros años de su vida.

Por su composición, la leche materna nos apoya en otras áreas en las que podemos aprovechar sus beneficios curativos, regeneradores y 100% naturales ¿Conocen alguno? A continuación les comparto una serie de usos extras de la leche materna:

 

  • Protege contra las infecciones porque favorece la formación de anticuerpos.
  • Beberla apoya en los padecimientos del corazón, alergias o fallas renales.
  • Funciona como una bebida rehidratante y energética. Es utilizada por los deportistas luego de los entrenamientos y pruebas físicas.
  • Reduce los síntomas del resfriado; ingerir un poco ayuda a aliviar la inflamación y el dolor de garganta.
  • Hidrata, limpia y nutre la piel, así que usarla en el rostro no es mala idea.
  • Sus propiedades regenerativas favorecen la cicatrización luego de quemaduras, raspones o heridas leves.
  • Reduce la inflamación e irritación de la piel por picaduras de insectos o mosquitos. También es recomendable utilizarla contra las rozaduras del bebé a causa del pañal.
  • Funciona para sanar los pezones agrietados y/o secos. Sólo apliquen algunas gotas luego de la toma del bebé y dejen secar sus pezones al aire libre.
  • Si su bebé padece infecciones de oído, unas gotitas de leche materna y listo. Una opción natural antes de los antibióticos.
  • Contra afecciones de la piel como acné de los recién nacidos; quemaduras leves, insolación, dermatitis, herpes facial o eccemas, la leche materna es aliada para aliviar y mejorar su aspecto más rápidamente.
  • ¿Labios resecos? La leche materna tiene propiedades hidratantes, por lo que se puede aplicar sobre los labios tanto como sea necesario.

 

Bien dicen que la leche materna es pura vida, si alimenta a nuestros peques y los mantiene sanos y fuertes durante un periodo de tiempo considerable, ¿qué no puede hacer por nosotros? No tengan miedo o cierta repugnancia por utilizar la leche que generan para, literalmente, sanar su cuerpo y cuidar de ustedes. Aprendamos a valorarla como un regalo de la naturaleza que nos aporta bienestar y salud de forma natural.

 

Ustedes, ¿cómo aprovechan su ‘oro líquido’?

 

Gracias por leerme,

Mariana.

 

REFERENCIAS.

  1. http://www.mamaversatil.com/15-usos-la-leche-materna-no-sabias/?fbclid=IwAR2JM1-qNk9MaKpInrEJXLgcFZPV3eoKGdJ_drmMVZSk4C8LgddU632RZYY