Mini Guía de Primeros Auxilios para tu Bebé

Posted by on / 0 Comments

En una entrada anterior —esta >> http://tipsmamamoderna.com/sos-mama-al-rescate— les había contado acerca de la importancia de ser mamás informadas en primeros auxilios para bebés en caso de riesgo. No basta con cuidar de ellos en cuanto a su alimentación y hábitos, además, es necesario estar preparadas para ayudarlos en situaciones inesperadas propiciadas en su entorno, pues es durante los primeros meses de vida de nuestros peques cuando los accidentes domésticos pueden convertirse en situaciones graves para un bebé.

 

Asfixia, pérdida de la conciencia y falta de respiración son los casos más comunes y de mayor riesgo a los que pueden estar expuestos nuestros bebés, además de episodios menos severos como cortes, moretones o quemaduras leves ¿Sabes qué hacer en estas situaciones? ¿Estás preparada para auxiliarlo de ser necesario? Sólo uno de cada 10 padres poseen los conocimientos adecuados para ayudar a sus hijos en emergencias, alarmante ¿No? Por ello hoy les comparto esta Mini Guía de Primeros Auxilios para Bebé: consejos básicos para nuevos padres y para los que ya no lo son. Espero que les sea útil y la compartan para que este conocimiento sea aprovechado por más y más familias.

 

Comencemos:

 

¿Tu bebé está inconsciente?

 

  • Golpea suavemente la suela de su pie.
  • Llámalo por su nombre y observa si responde.
  • Abre sus vías respiratorias. Coloca una mano sobre su cabeza y sujeta su cuello.
  • Utiliza la otra mano para sujetar la punta de la barbilla con suavidad.

 

PREGÚNTATE

 

¿Mueve su pecho?

¿Puedes escuchar su respiración o sentirla en tus mejillas?

 

Qué hacer cuando tu bebé está inconsciente pero respira con normalidad

 

  • Acuna a tu bebé en tus brazos colocando su cabeza ligeramente inclinada hacia abajo (posición de recuperación).
  • Llama a emergencias.
  • Comprueba su respiración.
  • Prepárate para realizar una respiración cardiopulmonar (RCP).

 

Qué hacer en caso de asfixia

 

Tu bebé podría sufrir asfixia si de repente se muestra ansioso, respira de manera aguda o es incapaz de llorar o toser. En algunos casos los bebés no son capaces de emitir sonidos o respirar.

 

DALE UNA PALMADA

  1. Tumba el bebé boca abajo sobre tus muslos y sujeta su cabeza.
  2. Con la parte inferior de tu mano dale hasta cinco golpes secos entre los omóplatos.

 

COMPRUEBA

  1. Recoge cualquier objeto que esté dentro de su boca y retíralo cuidadosamente.

 

PRESIONA

  1. Si el bloqueo persiste, presiona su pecho con mucho cuidado cinco veces.
  2. Sostén al bebé sobre tus muslos en posición boca arriba.
  3. Pon dos dedos justo debajo de la altura de los pezones y empuja hacia adentro y hacia afuera cinco veces en dirección a la cabeza del bebé.
  4. Cuidadosamente retira el objeto que está atascado en su garganta.
  5. Si no funciona, repite el proceso en el pecho tres veces más.

 

TELÉFONO

  1. Llama a emergencias si aún está asfixiado.
  2. Sigue dando golpecitos en la espalda y compresiones en el pecho hasta que la vía aérea se abra o llegue ayuda.
  3. Si pierde la consciencia en algún momento, abre el conducto de ventilación y comprueba su respiración.

 

Tratar quemaduras

 

QUÉ HACER

 

  • Pon la quemadura debajo de agua fría por al menos 10 minutos. Contacta al servicio de emergencias para analizar qué tipo de quemadura tiene tu bebé.
  • Una vez que esté fría, cubre la quemadura con una curita o venda limpia y transparente.

 

Tratar cortes y heridas

 

  • Usa toallitas húmedas o agua para limpiar pequeñas cortaduras.
  • Seca el área y cúbrela con una toalla o gasa limpia.
  • Si piensas que la herida está sucia o infectada, llama a emergencias.

 

Tratar sangrado severo

 

  • Retira la ropa para despejar la herida.
  • Haz presión en la herida (o alrededor de ella) con un vendaje estéril o una toalla limpia.
  • Mantén la presión sobre la herida y el área lesionada por encima del corazón de tu bebé.
  • Aplica un vendaje apretado alrededor del apósito sobre la herida. El vendaje no debe obstaculizar la circulación.
  • Si la sangre empapa el primer vendaje, pon un segundo apósito en la parte superior. Si sucede de nuevo, cámbialo por uno nuevo.
  • Revisa con frecuencia la respiración y el pulso de tu bebé.

 

Es todo por la entrada de hoy, mamás modernas. Espero que esta breve guía las ayude a ustedes y a toda su familia para saber actuar en caso de emergencia. Recuerden que los primeros auxilios hacen toda la diferencia para salvar la vida de quienes más amamos. Estemos atentas a lo que hacen los peques en casa y fuera de ella, nada como la prevención para nunca poner a prueba estos pasos.

 

Gracias por leerme,

Mariana.

 

REFERENCIAS.

  1. http://www.todo-mail.com/content.aspx?emailid=10446